La huella del mal

Editorial reviews

La huella del mal

se narra con capítulos muy cortos, muy rápidos. La narración es muy fluida. El lector cambia constantemente el foco de atención y pasa de escena en escena sin pausa. La última parte de la novela es verdaderamente veloz.

Se lee con comodidad y apetece avanzar por una escenografía visual y poco habitual descubriendo, sobre todo, a Samuel que es sin lugar a dudas lo mejor de la novela.