Hombres en mi situación

Editorial reviews

Hombres en mi situación

La sensación que queda siempre latente a lo largo de la narración es que el protagonista necesita buscar una justificación a lo que hace, llegando, simple y llanamente, una y otra vez, a la conclusión de que lo que ocurre es que no sabe hacerlo mejor ni de otra manera. Es su pesar. Es su tristeza. Es su tribulación. Es su condición. Es, probablemente, la naturaleza de hombres como él, de hombres en su situación.

Sin dramatismo ni moralina, Per Petterson nos retrata al desnudar la desolación del hombre contemporáneo que asume la inanidad de sus esfuerzos y se conforma con sobrevivir, tras verse obligado a prescindir de lo que ama.